Amanece en Tumbaya

Tumbaya, segundo pueblo de la Quebrada de Humahuaca, ajeno al paso del turista, mantiene su tiempo y un sano distanciamiento del foráneo. No existe una sonrisa a modo de compra-venta artesana, solo una amabilidad sutil, básica. Díficil me resultó encontrar un lugar para pasar la noche, y también encontrar una despensa para comprar fiambre y pan.

Solo un rancho, una cama vieja aunque limpia, y pared de adobe encalada, deseando que amanezca sin sorpresas en mi aposento. Sin señal para el teléfono celular. Solo a la mañana los rayos del sol, eran atrapados por un burro.

Y lo disfrutaba como un tesoro sabroso, se revolcaba, un baño tal vez mejor que el mío, hasta que el propietario, de manera natural y anodina, me señaló que no podía fotografiar su pertenencia, aunque ya había logrado acercarme lo suficiente para lograr una imagen natural y sensible del animal.

Lo suficientemente cerca y a tiempo, para una imagen, resultado de una travesía extraña.

Anuncios

2 comentarios to “Amanece en Tumbaya”

  1. Guadalupe Says:

    Genial esta foto! Muy verdadera.
    Qué linda manera de captar las cosas simples de la quebrada.
    Amo Jujuy y estoy empezando con la fotografía. Felicitaciones, es una excelente foto.

    • Gracias por tus palabras Guadalupe. Mi padre es jujeño y vive en Yala. Siempre viajo, y ya a esta altura me interesan aspectos como vos decís, simples, locales, puros, algo velados por el impacto del paisaje. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: